lunes, 24 de febrero de 2014

Algoritmo (ejemplo)

De cómo tomar una taza de café

Primero que nada, asegúrese de tener todo lo necesario. ¿Qué es lo necesario? Tener un buen café, y me permitiré un paréntesis antes de continuar (El nescafé no es café, un buen café no puede ser soluble y mucho menos descafeinado, por favor no insista, si lo único que tiene a la mano es alguna de éstas aberraciones, absténgase; vaya a un supermercado y consiga lo necesario). ¿Ya tiene un buen café? Bien; necesitará también agua purificada y una cafetera.
Abra la bolsa del café, no sin antes disfrutar su aroma presionando ligeramente la bolsa con ambas manos y acercando la nariz a la misma.
Coloque la cantidad deseada de agua en la parte trasera de la cafetera (o dónde observe un tanque para agua) dependiendo del número de tazas de café que quiera preparar; yo le recomiendo un mínimo de tres tazas. Posteriormente abrirá el compartimento dónde se coloca el café, puede ser necesario un filtro desechable o no. Algunas cafeteras cuentan con un filtro que se puede lavar y volver a utilizar. Agregue el número de cucharadas que desee, dependiendo de lo cargado que le apetezca su café; yo recomiendo de dos a tres cucharadas por taza.
Con un movimiento sutil regrese el compartimento a su posición inicial y encienda la cafetera.
Espere.
Mientras espera puede comenzar la experiencia de disfrutar el aroma del café, está permitido que huela incluso antes de comenzar a beber su taza de café.
Cuando deje filtrar el café, está listo para servirse una taza.
Coloque la taza vacía cerca de su cafetera, Tome la "taza" de la cafetera y vacíe su contenido en la taza vacía, recuerde detenerse antes de que se desborde su contenido. Si lo prefiere puede probar servir el café desde distintas alturas, incluso puede jugar entre una y otra para generar espuma, o simplemente para verse interesante.
Regrese el recipiente a la cafetera para mantener el resto del café caliente.
Ahora puede tomar su taza, ir a su rincón favorito y acercarla lentamente a su boca, no deje de inhalar su aroma, y abra ligeramente los labios. Incline la taza ligeramente hacia usted y absorba con cuidado. Si en este punto está usted con la lengua irritada, significa que estaba demasiado caliente y necesitará usted soplar hacia la taza para enfiar el café un poco. Si no, puede continuar saboreando su café a sorbos hasta terminar con una taza y continuar con las otras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario